Plan De Emergencia

PLAN DE ESCAPE
PARA VICTIMAS DE VIOLENCIA DOMESTICA : La próxima vez que estés en peligro inminente de ser atacada, el tener un plan de escape preparado puede ayudarles a ti y a tus hijos a salir rápidamente de una situación peligrosa. Estos son los pasos a seguir:

1. Prepara una maleta con lo que aparece a continuación y guárdala en casa de una vecina, familiar o amigo de confianza:
• Pertenencias de primera necesidad o las que no deseas dejar.
• Mudas de ropa para ti y los niños.
• Artículos de aseo personal como desodorante, pasta de dientes y cepillos.
• Pañales desechables, talco o cremas para el bebé o niños.
• Juguetes o artículos especiales de tus niños (como libros o frisitas).

2. En una caja o sobre aparte, recopila y ten a la mano los documentos personales importantes. Deja esto con la misma persona que tiene la maleta:
• Tarjeta de Seguro Social o cualquier otro similar.
• Certificado de nacimiento propio y de las hijas e hijos.
• Certificado de matrimonio si estás casada con el agresor.
• Licencia de conducir y registración del automóvil.
• Tarjeta de identificación electoral.
• Recetas y/a medicinas tuyas y/o de tus hijos que puedas necesitar.
• Dinero en efectivo.
• Libretas de ahorro o chequera, tarjetas de crédito.
• Récords médicos, placas, etc.
• Recibos de la renta u otros pagos.
• Copias de las llaves de tu casa y carro.

3. Considera la transportación y la forma para salir de la casa:
• Piensa en cómo y con quién vas a salir de tu casa: policía, taxi, transportación pública, en el auto de amistades o familiares.
• Decide de antemano a dónde vas a ir e infórmaselo a la persona que escogiste, de esta manera, estará sobreaviso para cuando llegues, ya sea de día o de noche, en caso de una emergencia.

4. Ten a la mano los teléfonos importantes:
• Médicos tuyos o de tus hijas e hijos.
Casa Protegida Julia de Burgos, Hogar Ruth, Comisión para los Asuntos de la Mujer, Oficina Local del Departamento de Servicios Sociales, Departamento de la Vivienda, Administración del Derecho al Trabajo (en caso de que necesites buscar empleo), Oficina Local de Servicios Legales de tu pueblo, etc.

5. Llama a la Policía:
• Diles que has sido víctima de un crimen y ofrece los detalles e información completos.
•  Anota el número de placa y el nombre de todos los policías y personal que investiguen tu caso.
• También anota el número de la querella y pide copia de ésta.
• Solicita escolta de la policía y/o acude a la Sala de Investigaciones del Tribunal más cercano a solicitar medidas provisionales.

6. Utiliza recursos de ayuda:
• Si has sido atacada, ve a una sala de emergencia, aunque tus golpes o heridas no sean visibles. Infórmale al personal de la sala que has sido víctima de violencia doméstica. Pide una copia de tu expediente médico, esto te ayudará en caso de que decidas procesar a tu agresor.
• Comunícate con personas que te puedan ayudar, ya sean parientes, amistades, o profesionales de ayuda, como trabajadores sociales, sicólogos, abogados, etc.

7. Consigue a alguien de confianza con quién dejar animales o mascotas que poseas.